Ir a…

CidKids

Desarrollando talentos y habilidades desde la infancia

CidKids on LinkedInRSS Feed

Jueves, diciembre 12, 2019

Mecanografía, el hándicap de la era digital.


Los ordenadores y portátiles están cada vez más integrados en los colegios. La utilización efectiva de estos recursos, depende de varios factores, pero en la mayor parte de los casos nos concentramos en que nuestros hijos conozcan gran cantidad de programas y aplicaciones, olvidándonos de lo más básico, aprender a teclear correctamente.

La mecanografía es una habilidad que todavía no se ha incorporado en el currículum en la mayoría de las escuelas.

Nuestra velocidad de digitación, influye en la óptima utilización del ordenador. La antigua máquina de escribir no era un medio de ocio, sino un instrumento de trabajo, y su utilización venía acompañada de una formación mecanográfica que era de obligado estudio. La combinación que hacemos en el uso del ordenador como medio de ocio y/o instrumento de trabajo, hace que hayamos ido dejando de lado este aprendizaje, no por ello, menos importante.

Generalmente, estimulamos a los niños a que hagan uso del teclado sin recibir ninguna formación mecanográfica.  Los mecanógrafos no entrenados gastan aproximadamente el doble de tiempo mirando sus dedos en lugar de la pantalla, algo que afecta a la velocidad en las tareas de edición complejas que a menudo deberemos realizar con el ordenador, en el colegio o de adultos en el trabajo.

¿En qué consiste la formación en mecanografía?

Para escribir rápidamente debemos adquirir cierta destreza, es preciso para ello, que nuestro cerebro asocie a cada letra y tecla un dedo concreto utilizando la inteligencia kinestésica: cuando pensemos en una letra, no «recordaremos» expresamente donde está esa letra situada, ni con qué dedo se teclea, sino que el dedo correspondiente se habrá movido antes de que nosotros hayamos podido tener ningún pensamiento consciente.

Esto se consigue, con la repetición consciente y siguiendo unos patrones de aprendizaje, que pasa por no utilizar nunca nuestra vista para buscar las teclas. Hemos de repetir muchas veces pensando, para que sea posible llegar a hacerlo sin pensar. Debemos escribir lentamente y de manera consciente para poder alcanzar velocidades eficientes en el futuro.

Un niño que utiliza asiduamente el ordenador sin técnica mecanográfica, va adquiriendo ciertos reflejos que pueden perjudicar su aprendizaje, por ello es conveniente que comiencen a adquirir conocimientos del uso del teclado y mecanografía a edades tempranas (a partir de los 7 años).

Ser conscientes de la importancia de la mecanografía puede facilitar la vida de tu hijo, reduciendo el tiempo de elaboración de sus trabajos y permitiéndole tomar apuntes a buena velocidad con su propio ordenador y sin faltas de ortografía.

Más información sobre cómo adquirir habilidades en mecanografía digital en www.cidkids.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más historias deAprendizaje

About CidKids